Radisson Blu Hotel, Biarritz

El País Vasco


A menos de 15 minutos por carretera del Radisson Blu Biarritz se desvelan las múltiples riquezas del País Vasco francés.

A solamente 8 kilómetros de Biarritz, no se puede eludir la visita de Bayonne y su centro con arquitectura perfectamente conservada, así como sus barrios únicos del Petit Bayonne y del Grand Bayonne y su espléndida catedral clasificada como patrimonio histórico por la Unesco, sin olvidar sus tesoros culinarios.

El encantador puerto pesquero de Saint-Jean-de-Luz está situado a a 15 kilómetros de Biarritz. La «Cité des Corsaires» es una estación balneario que ofrece a los visitantes calles auténticas, restaurantes de especialidades vascas y numerosos acontecimientos a lo largo de todo el año.

A veinte minutos se encuentran las vastas playas de la costa de las Landas: Hossegor y La Centrale, Capbreton y su puerto deportivo… A lo largo de más de 100 kilómetros de playa que se extienden desde Tarnos hasta Biscarrosse, las Landas ofrecen un verdadero espectáculo de la naturaleza. Contemplación, ocio sobre la arena fina o sensaciones de deslizamiento: los "spots" de surf de las Landas se encuentran entre los mejores de Europa.

En el País Vasco, se descubre todo un universo de tradiciones, de cultura y de convivencia. A los pies de los Pirineos y a las puertas del océano, su pelota vasca, su idioma, su gastronomía, sus paisajes y pueblos de gran personalidad hacen de esta región un destino único y auténtico.

En España, al borde del mar Cantábrico y a 45 minutos de Biarritz, se encuentra la villa de San Sebastián (denominada «la perla del Cantábrico» en razón de su belleza), donde está asegurado un ambiente típicamente español. A solamente una hora de la frontera española, podrá visitar igualmente Bilbao y su célebre museo Guggenheim.

Disfrute del País Vasco francés alojándose en el Radisson Blu Hotel Biarritz
Después de un día visitando y disfrutando del País Vasco, reencuentre el confort y la comodidad de este elegante hotel en el centro de la ciudad de Biarritz. Los clientes del Radisson Blu Hotel, Biarritz podrán disfrutar de una vista panorámica de la playa de la Costa Vasca y del conjunto del litoral, pero también beneficiarse de los equipamientos y servicios de un hotel de 4 estrellas.