See all Europe & CIS locations

Hotels in España

Una estancia mágica en la hechizante España

Entre paisajes encantadores, tradiciones apasionantes y ciudades multiculturales y contemporáneas, España ofrece al viajero una experiencia única e intensa. Un viaje por España es la ocasión de sumergirse en una cultura con infinidad de facetas, todas ellas igual de atractivas. Desde las verdes costas vascas del norte a las regiones áridas del sur, pasando por un rico patrimonio cultural, viajará por lugares llenos de carácter. Comience su periplo en el centro de España, partiendo desde Madrid, la capital política y cultural. Para descubrir la capital española, nada mejor que alojarse en un hotel en pleno centro de la ciudad. De este modo, podrá llegar a pie al museo del Prado, uno de los más bellos de Europa, y a otros puntos de interés destacados de la ciudad. Para proseguir con su viaje por España, dirígase hacia Cataluña y descubra Barcelona, una colorida urbe marcada por la arquitectura del artista Gaudí. Al noroeste le espera el País Vasco, especialmente Bilbao, famosa tanto por el museo Guggenheim como por su gastronomía. El País Vasco posee también un entorno natural preservado, ideal para pasear y relajarse. Para conocer la España más multicultural, visite Andalucía: Sevilla, Granada y Córdoba le sumergirán en un impresionante viaje entre monumentos históricos, tradiciones locales y festejos modernos. Por último, los amantes de la buena vida se deleitarán en las islas Canarias con un viaje que combina sol y playa. Ya sea en familia, en pareja o con amigos, encontrará algo para olvidarse de la rutina y tener unos recuerdos inolvidables de su viaje por España.

Qué ver en Madrid
La capital española se ha convertido en uno de los destinos más populares de Europa, y con razón: combina un rico patrimonio histórico con un buen número de museos excepcionales, además de ofrecer un estilo de vida muy apreciado entre los visitantes. Entre los monumentos más emblemáticos de su viaje por España, elija el Palacio Real para una visita grandiosa, relájese en el parque del Retiro, tome el pulso a la ciudad en la Plaza Mayor y la Puerta del Sol, y admire la Catedral de la Almudena.
 
Los museos imprescindibles
La ciudad también es conocida por sus museos, que figuran entre los más destacados de Europa. Si se aloja en el Radisson Blu Hotel de Madrid Prado, estará a pocos pasos de uno de los más conocidos de la capital, el Prado. En él descubrirá colecciones excepcionales de los grandes maestros de la pintura española y europea. El museo Reina Sofía y el Thyssen-Bornemisza, que posee unas magníficas pinturas de los siglos XVIII al XX, son los otros dos centros de arte más destacados de la ciudad, y ambos se encuentran muy cerca del Prado.
 
Dónde comer y beber
En cuanto a la oferta de restauración de la capital española, podrá elegir entre una amplia variedad de restaurantes, desde pequeños bares de tapas a lugares con especialidades internacionales, pasando por las tiendas en las que se pueden probar los embutidos locales. La gran cantidad de sitios que estructuran el tejido urbano de la ciudad suelen estar rodeados de agradables bares en los que se pueden degustar tapas variadas y calamares fritos, acompañados de una cerveza o una sangría. La Plaza Mayor, la Puerta del Sol o Santa Ana están entre las zonas más populares, pero no dude en aventurarse en las callejuelas de los alrededores para descubrir otros lugares interesantes.
 
Divertirse en Madrid
Ciudad cosmopolita y de alma festiva, Madrid propone una amplia gama de opciones de entretenimiento para todos los públicos, ya sea durante el día o al caer la noche. Entre los lugares preferidos de los turistas se encuentran los tablaos flamencos, para disfrutar de este arte. Tenga en cuenta que, aunque es posible encontrar tablaos auténticos en los que los habituales le introducirán en el apasionante mundo del flamenco, también hay establecimientos turisticos que están lejos del verdadero espíritu del baile.

¿Qué ver en las islas Canarias?
Este archipiélago de la costa de África occidental perteneciente a España esconde unas islas tropicales que son un destino muy popular entre los amantes del sol, las playas idílicas, los paisajes variados y una animada vida nocturna. Si desea disfrutar de auténticos momentos de relajación en un entorno magnífico durante su estancia en las islas Canarias, elija el Radisson Blu Resort de Gran Canaria. Podrá explorar la isla y especialmente su ciudad más importante, Las Palmas. Visite también Tenerife, muy popular por sus bonitos paisajes y su ambiente acogedor.
 
Las mejores playas de Gran Canaria
Durante su estancia en las Canarias, tendrá la oportunidad de disfrutar de algunas de las playas más bellas del archipiélago. Las Canteras, en Las Palmas, es sin duda una de las más conocidas y constituye una excepcional playa urbana. Cerca del Radisson Blu Resort encontrará la playa de Amadores, que está rodeada de un gran número de tiendas y establecimientos de restauración. En Tenerife vaya a la magnífica playa del Duque, situada en Costa Adeje, además de la de Benijo, en Almaciga.
 
Dónde comer y beber
El "mini continente" que es Gran Canaria ofrece un panorama de paisajes naturales muy diversos, pero también una amplia gama de servicios modernos en los que ir de compras o comer. Las Palmas, la ciudad más grande de la isla, concentra un gran número de restaurantes y bares, sobre todo en torno al puerto y la gran playa de Las Canteras. El sur de la isla también cuenta con establecimientos de especialidades canarias e internacionales, en especial en las localidades costeras de Maspalomas, Meloneras y Puerto Rico.
 
Una animada vida nocturna
Gran Canaria atrae a grupos de amigos y amantes de la noche gracias a su acogedora y divertida vida nocturna. Podrá encontrar locales frecuentados mayormente por jóvenes y bares con pista de baile o casino, que atraen a una clientela más distinguida. También puede acudir, por ejemplo, a Meloneras para tomar algo por la noche en un ambiente más selecto.

Lo mejor de Gaudí
Barcelona, la ciudad más grande de Cataluña, se encuentra en la costa este de España. Durante su estancia descubrirá rápidamente la huella imborrable que ha dejado el surrealismo en la ciudad, especialmente en los monumentos creados por Antoni Gaudí. El más impresionante de ellos es la Sagrada Familia, una grandiosa catedral inacabada que muestra una gran cantidad de estilos y detalles que no dejan a nadie indiferente. A continuación, vaya al parque Güell, donde encontrará las alocadas líneas dibujadas por Gaudí, además de disfrutar de una bonita vista. Después, visite la Casa Batlló, otra atracción imprescindible.
 
Otros lugares que visitar
Durante su viaje a Barcelona tiene que recorrer el barrio Gótico, con sus callejuelas serpenteantes, sus bares de ambiente agradable y la catedral de la Santa Cruz. Continúe la ruta explorando Las Ramblas, lugar de paseo muy animado y festivo donde podrá probar especialidades locales, tanto de embutidos como de marisco. A continuación llegará al puerto, donde podrá caminar hasta la playa. Si es un amante del arte, no dude en visitar el Museo Nacional de Arte de Cataluña, que destaca por sus colecciones y el edificio donde está situado.
 
Gastronomía barcelonesa
Barcelona está llena de pequeños restaurantes y bares de todo tipo, por eso, para sumergirse en la cultura local, no hay nada mejor que ir a un bar de tapas. Tanto apoyado en la barra del bar como en una de las típicas mesas altas, disfrutará de estas pequeñas porciones acompañadas de una bebida en un ambiente distendido. Generalmente, podrá elegir entre dos tamaños: la pequeña porción de la tapa, a modo de aperitivo, o la ración si prefiere un plato completo. Entre las opciones disponibles encontrará: pimientos, anchoas, "bombas" (patatas rellenas), aceitunas, calamares fritos, etc. Otras especialidades locales que debería probar son la paella y la crema catalana.
 
Una ciudad marcada por la fiesta
Cuando cae la noche Barcelona está tan viva como de día, y cuenta con infinidad de establecimientos muy animados, además de un gran número de discotecas. Entre los lugares más populares, destacan las coctelerías especializadas en estas bebidas, los pubs y las “xampanyerias”, donde podrá tomar el cava catalán. Las Ramblas reúnen a una multitud diversa por la noche, pero, aunque hay una gran variedad de bares disponibles, el ambiente no siempre es el más auténtico. Para encontrar una clientela más local, vaya al barrio Gótico, o al Born, cerca de la basílica de Santa María del Mar.

Sevilla
Esta ciudad tan fascinante ilustra la perfecta convivencia entre las diferentes culturas que han formado su historia. Llena de vida y con un gran patrimonio histórico, constituye un destino imprescindible durante su viaje por España. Visite los palacios del Real Alcázar, un lugar con una arquitectura y unos jardines realmente excepcionales, y la catedral de Santa María de la Sede, donde descansan los restos de Cristobal Colón. Después, dedique un tiempo a pasear por el centro histórico de la ciudad, que emana una atmósfera atemporal, especialmente en Santa Cruz y sus pequeñas callejuelas, llenas de encanto.
 
Granada, otra ciudad imprescindible
Su viaje a Andalucía no estará completo sin detenerse en Granada, conocida por su ambiente festivo y auténtico, su mezcla de culturas y sus célebres monumentos. El más conocido es la Alhambra, un magnífico palacio lleno de historia que le hará viajar en el tiempo. Dentro del complejo, no dude en visitar el Generalife, el palacio de verano de los príncipes nazaríes, y sus impresionantes jardines elevados. Y, para sumergirse en el ambiente local, piérdase por las calles del Albaicín, un barrio de lo más pintoresco.
 
Tradiciones y costumbres locales
Al visitar Granada, Sevilla y Córdoba tendrá la impresión de que Andalucía tiene su propio carácter, muy diferente al de Madrid o Barcelona. Su mezcla de culturas le ha conferido un encanto tan tradicional como exótico. Andalucía es también la cuna del flamenco, y encontrará infinidad de tablaos en los que escuchar y observar este baile tan emocional. Las fiestas populares más famosas son la Feria de Abril en Semana Santa, el peregrinaje del Rocío en Pentecostés, que es el más importante de España, y la fiesta del caballo de Jerez de la Frontera.
 
Gastronomía andaluza
Entre los platos a probar durante su estancia en Andalucía está el típico gazpacho, una sopa fría hecha a base de una mezcla de tomates, cebolla, pepino y pimiento. Hay otras sopas frías típicas de Andalucía, como el ajoblanco, elaborado con almendras, y el salmorejo, que mezcla tomates con miga de pan. También tiene que probar las frituras andaluzas y, por supuesto, el jamón ibérico.