Comida y flores

Larder


Los restaurantes Larder, nacidos de los valores de la herencia del diseño de Radisson Blu y con una ligera inclinación hacia la filosofía nórdica que aboga por adaptar las técnicas antiguas, mantener los sabores naturales y concentrarse en la pureza y la frescura, son los conceptos de base de los restaurantes abiertos durante todo el día.

El diseño inspirado en los elementos locales, el arte y la cocina debería basarse en los iconos de servicio y diseño que forman Larder para dar más importancia a lo local.

Larder se deleita con la simple preparación y la puesta en escena: el acabado de los platos, la preparación de los cócteles y los olores botánicos muestran los productos locales con un mantra dominante que apela a una naturaleza refinada.

El diseño del interior puede usar la totalidad del esquema cuidadosamente diseñado o incorporar iconos de diseño al proyecto local para arraigarlo en la ubicación. La naturaleza refinada es el corazón de Larder, alrededor de la cual se articulan los temas principales: visionario, inesperado, anticipado, honesto y natural. Por ello, se trata de llevar a los huéspedes de viaje, informarles y, a veces, entretenerles con una elaboración en directo.