Comida y flores

Lounge


Lounge se basa en los mismos principios que Larder, aunque está diseñado para llevar la experiencia a un nuevo nivel: se sirven platos más ligeros, la actividad del servicio es mayor y se muestran más productos. ¡La naturaleza refinada está de moda! Pero la atmósfera y el menú son más delicados, vanguardistas, transitorios e imaginativos.

Lo invade un verdadero ambiente teatral, con el café a fuego lento, la artística creación de cócteles y el delicado servicio. Además, cuenta con un elemento progresivo y cautivador: a lo largo del día se presentan delicias diferentes. La exquisita repostería de la mañana deja paso a la charcutería: la tentadora pastelería y el té se retiran para darle protagonismo a las bebidas vespertinas. E incluso el bar se transforma con el paso de las horas, adaptándose al ambiente de cada momento.

El aspecto y el menú esencial del Lounge, como el de Larder, se pueden complementar con la atractiva estética local.

Nuestros Larder y Lounge ofrecen una selección de comida, bebida, diseño y servicio, todo de una excelente calidad y con un alto grado de flexibilidad. Por lo que cada espacio refleja una realidad con un fuerte arraigo, además de ser un deleite por la elegancia y sofisticación que caracteriza a Radisson Blu, y por su ética única del servicio “Yes I Can” (¡Yo Sí Puedo!).

Naturaleza refinada: la comida de calidad tan rica que jamás la olvidará…